RED HOT CHILI PEPPERS CELEBRÓ SUS 40 AÑOS DE TRAYECTORIA CON UNA PRESENTACIÓN EN UN ESTADIO MONUMENTAL COLMADO, EN EL BARRIO PORTEÑO DE NUÑEZ.

RED HOT CHILI PEPPERS CELEBRÓ SUS 40 AÑOS DE TRAYECTORIA CON UNA PRESENTACIÓN EN UN ESTADIO MONUMENTAL COLMADO, EN EL BARRIO PORTEÑO DE NUÑEZ.

El conjunto estadounidense Red Hot Chili Peppers celebró sus 40 años de trayectoria con un show único realizado en un colmado estadio Monumental de River Plate de la Ciudad de Buenos Aires, actuación que marcó el regreso del guitarrista John Frusciante a la mítica banda en su nueva visita a la Argentina.

El grupo de Los Ángeles se presentó con su formación más exitosa. La gran vuelta del guitarrista John Frusciante, concretada en 2019, y el regreso de la banda a la Argentina luego de cinco años de ausencia. El domingo brindarán otro concierto en el estadio del barrio porteño de Núñez.

La banda la completaron Anthony Kiedis, cantante de los Red Hot Chili Peppers, Flea y Chad Smith quienes dieron inicio al show con una jam de improvisación groovera que demostró que la química y frescura de esta banda siguen intactas.

En sus remeras, gorras y atuendos, miles de seguidores lucieron el asterisco rojo, logo que no solo representa lo infinito, sino que además ilustra la historia de generaciones.

Además, en el que es considerado uno de los recitales más esperados del año: fue el primero de los dos shows de Red Hot Chili Peppers en el estadio Monumental, en el marco de su gira “Global Stadium Tour”, etapa argentina que es producida por DF Entertainment.

La noche fue una gran celebración de esta banda de 40 años de trayectoria que sigue más vigente que nunca, junto a sus seguidores locales que no tenían la oportunidad de verlos desde su última visita en 2017, show que se convirtió en el primero de los dos shows de Red Hot Chili Peppers en el estadio Monumental.

Poco después de las 21 subieron al escenario de River Anthony Kiedis, Flea, Chad Smith y John Frusciante, donde fueron ovacionados, e iniciaron su presentación con un clásico que ni bien empezó a sonar desató el fervor de todo el estadio: “Can’t Stop”, de su disco By the Way (2002).

Con el show recién iniciado y la energía de los seguidores: la fuerza de los Red Hot en vivo es innegable, es por eso que le siguieron sus himnos, “The Zephir Song”, “Dani California”, de Stadium Arcadium (2006) coreada por los miles de asistentes.

La banda recorrió en un comienzo los hits emblemáticos de tres discos clásicos, que sentaron las bases para una fiesta de lo más completa.

Y llegó el momento de estrenar material en Argentina: se adivinó en los primeros segundos que se venía “Aquatic Mouth», de Unlimited Love, uno de sus dos discos de 2022.

El setlist ya empezaba a dar muestras de lo clásico y lo nuevo, para el deleite de sus seguidores y de las nuevas generaciones que se suman a través de sus lanzamientos.

Luego siguió un momento dedicado a “Throw away your TV». Divertidísimos sobre el escenario – quizás radique ahí la fórmula de los Red Hot para el éxito – siguieron el show deleitando al público con “Eddie”, canción del otro de sus discos nuevos del año pasado, Return of the Dream Canteen.

El siguiente segmento incluyó “Soul to Squeeze”, tema que creado en 1993 para la película Coneheads, “Parallel Universe”, “Strip my mind” y “Right on time”.

Para el final, la lista de temas de los Red Hot, quienes no estaban ni cerca de retirarse de la escena del Monumental, hizo vivir uno de los momentos más intensos de la noche con “Californication” y “Black Summer”, dando paso a una bajada nostálgica con la impresionante “By the Way”, que se cantó desde principio a fin.

Para el momento de los bises, a juzgar por cómo estaba el público y la banda, la noche podría haber durado para siempre, el grupo se guardaron hits como “Sir Psycho Sexy”, de Blood Sugar Sex Magik (1998), mientras que para el cierre dejaron de Blood Sugar Sex Magik: “Give It away”, casi un manifiesto de la banda, una firma final para una noche que atestigua la magnitud de su legado musical.