Córdoba

KATE MIDDLETON, PRINCESA DE GALES, LUEGO DE HABERSELE DIAGNOSTICADO CON CÁNCER, PARTICIPÓ EN EL DESFILE POR EL CUMPLEÑOS DEL REY CARLOS III EN SU PRIMERA APARICIÓN PÚBLICA.

KATE MIDDLETON, PRINCESA DE GALES, LUEGO DE HABERSELE DIAGNOSTICADO CON CÁNCER, PARTICIPÓ EN EL DESFILE POR EL CUMPLEÑOS DEL REY CARLOS III EN SU PRIMERA APARICIÓN PÚBLICA.

Kate Middleton, princesa de Gales, Gran Bretaña, luego de habérsele diagnosticado con cáncer, participó en el desfile por el cumpleaños del Rey Carlos III en la fue su primera aparición pública en un acto real realizado en ese país.

La princesa de Gales asistió al desfile por el cumpleaños del rey Carlos III debido a los “buenos progresos” en su tratamiento, informaron responsables de la comunicación de las actividades de la realeza británica.

El rey Carlos III de Gran Bretaña también apareció, acompañado por el príncipe Guillermo, el príncipe Luis, la princesa Charlotte y la princesa Kate de Gales en el balcón del Palacio de Buckingham después de asistir a la ceremonia Trooping the Colour.

Kate Middleton hizo su primera aparición oficial tras haber anunciado que está bajo un tratamiento por cáncer en marzo pasado.

La princesa de Gales se mostró en el desfile por el cumpleaños del rey Carlos III después de informar sobre los “buenos progresos” de la quimioterapia y fue una de las protagonistas de la clásica foto familiar desde el balcón del Palacio de Buckingham.

La última aparición de la esposa del heredero de la corona británica, Guillermo, fue en Navidadl 2023.

La tradicional ceremonia anual muestra a una monarquía unida luego de meses en los que el rey y Kate, esposa del heredero al trono el príncipe Guillermo, suspendieron sus actividades públicas para someterse a tratamientos contra el cáncer.

La princesa de Gales lució un vestido blanco y con un sombrero del mismo color que cubría en parte su rostro, y acompañada de sus hijos en una carroza que salió del Palacio de Buckingham, detrás de otra carroza con el rey Carlos III y la reina Camilla.

Además, en el balcón estuvieron el rey Carlos, la reina Camilla acompañados por los príncipes Jorge, Guillermo, Luis, las princesas Charlotte, Kate de Gales, la duquesa Sophie de Edimburgo, y el príncipe Eduardo en el balcón y tras asistir a la ceremonia Trooping the Color.

El desfile, que se celebra en la tradicional avenida Mall de Londres, fue observado por la familia real.

Por su parte, el rey, también continúa con un tratamiento por un cáncer del que no se conocen los detalles, tanto él como la familia real hicieron un recorrido en un carruaje, con uniforme militar, acompañado de su esposa Camilla.

Su hijo Guillermo, de 41 años, marido de Kate, también con uniforme militar, realizó a caballo el trayecto, igual que sus tíos, los príncipes Ana y Eduardo, desde el Palacio de Buckingham, bajando por el Mall hasta Horse Guards Parade, una gran plaza para desfiles en el centro de Londres.

Una vez finalizado el desfile, que cerró con una demostración aérea, la familia real lo observó desde el balcón en donde también estuvieron sus tres hijos, Jorge, Charlotte y Luis, Kate, siempre sonriente y saludó al público y hasta habló animadamente con el rey Carlos III.

El monarca, quien cumplirá 76 años el 14 de noviembre, observó la tradición de celebrar los aniversarios de los soberanos en junio, con una temperatura más agradable, aunque fue una jornada lluviosa, con un desfile militar y una aparición de la familia real en el balcón. El “Desfile del estandarte” (“Trooping the colour”) se organiza desde 1748.

Asimismo, la princesa de Gales, en un mensaje en sus redes sociales, junto con una foto, dijo que su tratamiento de quimioterapia tiene “buenos progresos”, pero que “no está fuera de peligro”, y anunció que su intención era participar de la celebración del “Trooping the Colour”, que se convirtió en su primer acto público desde Navidad.

En un mensaje escrito publicado el viernes, Kate dijo que había quedado “impresionada” por los miles de amables mensajes que recibió de todo el mundo después de su anuncio sobre el cáncer en marzo y sostuvo: “Estoy haciendo buenos progresos, pero como sabrá cualquiera que esté pasando por quimioterapia, hay días buenos y días malos”.

«Tengo muchas ganas de asistir al Desfile del Cumpleaños del Rey este fin de semana con mi familia y espero unirme a algunos compromisos públicos durante el verano [boreal], pero también sé que todavía no estoy fuera de peligro”, explicó la princesa de Gales.

Por otra parte, sobre su tratamiento, señaló que en los “días malos” se siente débil y cansada, y que en los “días buenos” quiere “aprovechar al máximo. En los días en que me siento bastante bien, es un placer involucrarme con la vida escolar, dedicar tiempo personal a las cosas que me dan energía y positividad, además de comenzar a trabajar un poco desde casa”.

Por último, la princesa tuvo que someterse a una operación que arrojó un diagnóstico desfavorable, pasó dos semanas en el hospital en enero, y dos meses después anunció en un mensaje de video que las pruebas habían revelado la presencia de cáncer y que comenzaría un tratamiento de quimioterapia preventiva.

Asimismo, posteriormente, publicó una imagen junto a sus hijos por el Día de la Madre británico el 10 de marzo, que se comprobó que había sido editada.

Su enfermedad coincide con la de Carlos, de 75 años, quien también continúa en tratamiento contra el cáncer. El monarca regresó a sus funciones públicas en abril, aunque sus compromisos están limitados para evitar riesgos.

El Palacio de Kensington también dijo que Guillermo se encontraba feliz de ver que Kate regresaba al trabajo y a los proyectos que eran tan importantes para ella y dijo que su actividad se centra en mantener a su esposa e hijos, mientras continúa desempeñando sus deberes públicos”.