EL REY GUILLERMO DE PAÍSES BAJOS DIJO: «NO ME AVERGÜENZO DE EMOCIONARME AL VER A PERSONAS LLORAR». TAMBIÉN SE DESCUBRIÓ QUE COPILOTEA AVIONES COMERCIALES.

EL REY GUILLERMO DE PAÍSES BAJOS DIJO: «NO ME AVERGÜENZO DE EMOCIONARME AL VER A PERSONAS LLORAR». TAMBIÉN SE DESCUBRIÓ QUE COPILOTEA AVIONES COMERCIALES.

El rey Guillermo-Alejandro de Países Bajos dijo: «No me avergüenzo para nada cuando veo a otras personas llorar de pena, dolor y sufrimiento, me cuesta mantenerme seco».

Guillermo-Alejandro admite ser una persona bastante emocional: «Cuando veo a otras personas llorar de pena, dolor y sufrimiento, me cuesta mantenerme seco».

El Rey se alegra de vivir en el siglo XXI y, como hombre, ya no se avergüenza de mostrar sus emociones, sostuvo en declaraciones a la prensa.

Asimismo, durante 21 años, el rey de Países Bajos, Guillermo Alejandro, vuela copiloto de aviones de pasajeros sin que los viajeros supieran que un miembro de la realeza neerlandesa viajaba en la cabina del avión.

Guillermo Alejandro, casado con la argentina Máxima Zorreguieta, llegó al trono en 2013, pero ser piloto de aviones comerciales lo considera que es un «encuentro volar fascinante».

El monarca intenta seguir como copiloto y, además, pasará el verano aprendiendo a volar un Boeing 737.

Asimismo, el rey está calificado para volar aviones Fokker 70 y ha volado como piloto invitado antes de ser coronado con la intención de continuar y mantener vigente su licencia de piloto.

Por último, se reveló que el rey copilotaba de incógnito en vuelos de pasajeros dos veces al mes junto a Maarten Putman, capitán de la aerolínea holandesa KLM.