EL PRÍNCIPE GUILLERMO DE GRAN BRETAÑA «CONDENADO» POR SU PUEBLO DEBIDO A LA DECISIÓN DE NO ASISTIR A LA FINAL MUNDIAL DE FÚTBOL FEMENINO EN AUSTRALIA.

EL PRÍNCIPE GUILLERMO DE GRAN BRETAÑA «CONDENADO» POR SU PUEBLO DEBIDO A LA DECISIÓN DE NO ASISTIR A LA FINAL MUNDIAL DE FÚTBOL FEMENINO EN AUSTRALIA.

El príncipe Guillermo de Gran Bretaña, quien es también el heredero de la corona británica, recibió la condena de su pueblo por su intempestiva decisión respecto a la selección femenina de fútbol y por no asistir a la final mundial del fútbol femenino entre su país y España, actual campeón de ese deporte.

Además, el heredero de la corona, también es criticado por sus seguidores por haber paseado en público con su tío Andrés de York, quien fue sentenciado por participar en el caso de Jeffrey Epstein.

Guillermo, príncipe de Gales, ya tiene críticas y es condenado por el pueblo antes de ser rey y volvió a colocarse bajo los lupa de las polémicas que lo dejan con poca estima por el pueblo, que afectan su reputación.

Los ingleses condenaron al hijo mayor de Carlos III por su decisión de no acompañar a la selección femenina de fútbol de su país.

Los escándalos recrudecieron sobre el príncipe de Gales cuando informó que no viajaría a Australia para alentar a la selección femenina de fútbol en la final ante España, donde la reina Letizia y la infanta Sofía sí dieron estuvieron alentando a las representantes de su país, quienes se quedaron con el título.

La decisión tuvo impacto en la sociedad porque el futuro rey es el presidente de la Asociación Inglesa de Fútbol, y porque asegura que si se hubiese tratado de la selección masculina, sí hubiese ido.

A pesar de ellos, también comenzaron las especulaciones y la revista española Vanitatis publicó que su ausencia habría sido porque el rey Carlos III aun no visitó ese país durante su gira real, pero ese no debería ser el motivo que determinara su ausencia.

En tanto, su esposa futura reina consorte, Kate Middleton tuvo que sufrir las consecuencias ya que fue duramente comparada la reina Letizia, además que la princesa de Gales estuvo presente en entrenamientos del torneo de tenis profesional que se realizó en su país.

Asimismo, Guillermo fue fotografiado junto a su tío Andrés, a quien se le revocaron todos sus títulos reales por su dudosa participación en abusos sexuales a menores en el caso Jeffrey Epstein y, a pesar de los reclamos del pueblo, el Palacio de Buckingham no lo hizo realmente a un lado como se esperaba.

A pesar de habérsele retirado sus títulos reales y militares, algo duro de aceptar ya que el brindó presencialmente en las Fuerzas Aéreas, la corona británica jamás lo desterró.

También, unos pocos días, los príncipe de Gales realizaron un viaje en auto con el duque de York como copiloto, actitud que motivó que quedara registrada esa relación entre él y su sobrino.

Por ese motivo, los ingleses criticaron al príncipe de Gales, debido a que fue uno de los miembros más insistentes para que se le reintegraran a su tío sus títulos reales. La imagen de Carlos III no es las mejores porque que su hijo sigue con el camino de repudio sufrido por el monarca durante su vida en la familia real.